Cómo tratar la sensibilidad dental. Clínica Dental Beatriz Vega. Clínica Dental en Gijón

Consejos contra la sensibilidad dental

Consejos contra la sensibilidad dental https://www.clinicadentalbeatrizvega.com/wp-content/uploads/2022/04/Cómo-tratar-la-sensibilidad-dental.-Clínica-Dental-Beatriz-Vega.-Clínica-Dental-en-Gijón.jpg 768 512 info info https://secure.gravatar.com/avatar/e8771cd9ae3f14af790cb1694a80c604?s=96&d=mm&r=g

Consejos contra la sensibilidad dental. Clínica Dental en Gijón

¿Has estado comiendo y de repente notaste un dolor insoportable en uno o varios dientes? La sensibilidad dental es algo común que afecta a 8 de cada 10 personas. El esmalte puede estar erosionado, o las encías han podido retroceder, dejando la capa de la dentina expuesta.

Cuando esto ocurre, casi todo lo que toca el diente afectado provoca un dolor muy agudo.

Consejos para la sensibilidad dental

La sensibilidad dental es una señal de que algo va mal. Puede deberse a varias razones, como la acumulación de bacterias en un diente agrietado o una enfermedad periodontal. Cuestiones como la erosión del esmalte están causadas por distintos factores, como:

  • Rechinar de los dientes o bruxismo.
  • Dientes agrietados.
  • Alimentos y bebidas ácidas.

Cuando experimentas sensibilidad en los dientes, es necesario ponerse en contacto con un profesional de inmediato. Nuestros especialistas diagnosticarán el problema y proporcionarán una solución de inmediato, aliviando ese dolor que no te deja disfrutar de tu vida diaria. Si bien es cierto que la mejor opción es obtener la ayuda de un dentista, hay algunas cosas que se puede hacer de manera casera antes de visitar la clínica.

1. No te cepilles en exceso o hazte con un cepillo nuevo

¿Sabias que una de las cosas que están causando sensibilidad dental más a menudo es que el único objeto en el que puedes confiar para mantener una sonrisa bonita y los dientes limpios te está jugando una mala pasada?

Es cierto que hay que lavarse los dientes al menos dos veces al día: una por la mañana y otra por la noche, pero puede que te estés cepillando los dientes demasiado fuerte, o que tu cepillo tenga las cerdas demasiado duras.

Lo mejor es preguntar a nuestros dentistas de la Clínica Beatriz Vega por qué cepillo de dientes recomiendan para estos casos. Están diseñados para mantener los dientes del usuario limpios con cerdas suaves que no dañan los dientes. Una vez tengas tu cepillo nuevo, limpia cuidadosamente tus dientes sin aplicar demasiada presión. Un cepillado excesivo puede provocar caries y cortar las encías, dejando al descubierto la raíz de los dientes.

2. Usa pasta de dientes con flúor

Antes de dirigirse al supermercado para conseguir la pasta de dientes con el mejor sabor del mercado, tienes que considerar si es o no adecuada para tu sensibilidad dental. Aunque muchos tipos de pasta de dientes pueden ofrecer sabores más deseables o agradables, a menudo incluyen diferentes ingredientes que irritan el diente expuesto. Las pastas de dientes sensibles certificadas por los dentistas ayudarán a fortificar el esmalte y proteger la dentina. Con menos ingredientes que dañen los nervios expuestos de los dientes, un dentífrico sensible rico en flúor seguirá protegiendo el diente y aliviando las molestias.

3. Haz enjuagues con agua salada

¿Sientes un dolor insoportable en tus dientes y necesitas una solución rápida antes de ir al dentista a recibir un tratamiento? Entonces prueba este truco casero que reduce la sensibilidad dental rápidamente. Un simple enjuague bucal de agua y sal puede ser la solución que necesitas. El agua salada equilibra los niveles de pH dentro de la boca, creando un entorno que reduce el crecimiento bacteriano. Además, la acumulación de placa se detiene en seco. Asegúrate de utilizar esta solución una vez por la mañana y otra por la noche hasta que esta sensibilidad mejore. Esto es lo que hay que hacer:

  • Calienta un vaso de agua.
  • Añade una cucharadita de sal al agua y mézclala.
  • Haz gárgaras con cuidado durante 30 segundos, asegurándote de no tragar nada de agua.

4. El ajo no sólo sirve para preparar platos de comida

Aunque tengas un poco de ajo reservado para tu siguiente actividad culinaria, te recomendamos encarecidamente que lo uses cuando tengas un diente sensible. El ajo contiene compuestos beneficiosos que mantienen una buena salud oral. Uno de estos compuestos tan valiosos es la alicina. Se trata de un compuesto analgésico y antibacteriano que reduce las bacterias.

Corta el ajo en trozos pequeños y aplícalo directamente sobre el diente afectado. Para hacerlo un poco más llevadero, crea una pasta combinando agua con unas gotas de agua y media cucharadita de sal. Una vez que la pasta esté lista, aplícala directamente sobre la zona. Hay que dejarla actuar durante al menos diez minutos y repetir dos veces al día. Puede que te deje un aliento apestoso, pero tu diente se sentirá mucho mejor.

Limpiezas dentales profesionales en Gijón

La respuesta a tu dolor puede ser una limpieza dental completa y profesional. Aunque recomendamos a nuestros pacientes que vengan al menos dos veces al año para una limpieza, puedes confiar en este servicio para acabar con tus molestias. Una higiene dental adecuada es esencial sin importar la edad que se tenga, y debido a una variedad de razones diferentes, la bacterias harán que tus dientes se erosionen y sus encías se retraigan.

Una limpieza dental en la Clínica Dental Beatriz Vega eliminará cualquier bacteria dañina y limpiará los espacios que no se puede alcanzar con un cepillo de dientes o un hilo dental.

Si buscas una Clínica Dental en Gijón, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Resolveremos todas las dudas y te indicaremos el mejor tratamiento para tu problemas dentales.